Avatar: Meme @PacoAleu
23 enero, 2014
Webs amigas: @OnyRod.es
29 enero, 2014

Tutorial Spotify sin limitaciones: Actualizar el país en el que nos encontramos

Un hombre que lo ha perdido todo, incluso su nombre.

Hoy voy a volver a enseñaros un truco que os servirá para que, fuera de nuestro país, podamos seguir disfrutando del programa de reproducción de música en streaming más conocido: Spotify. Para los que hayan realizado un viaje al extranjero les sonará el problema: Nuestro querido programa sigue funcionando como en España pero no te avisa de que, la primera vez que inicias sesión fuera de tu país natal, se inicia un contador de 15 días. A partir de la quincena, Spotify nos indica que estamos en un país distinto al nuestro y que tenemos que cambiar el país en el que estamos o pasarnos a PREMIUM (o Unlimited, o PagaPringao, o como lo quieran llamar). Bueno, ya os adelanto de que es imposible cambiar el país: es un bucle extrañísimo que sólo sirve para que nos desesperemos y paguemos una suscripción.

Yo os propongo dos soluciones, pero ya aviso que ambas tienen el inconveniente de que habrá que repetir el mismo proceso cada 15/20 días. Proceso que, por otra parte, tampoco es tan tedioso como para pensar ahorrarte unos euritos, pero bueno, allá cada uno:

OPCIÓN 1: Que alguien, desde España, abra tu cuenta de Spotify. Con esto conseguiremos resetear la cuenta atrás y podremos disfrutar de nuestras listas de reproducción durante una quincena más. Tan fácil como eso.

OPCIÓN 2: Si prefieres tener más autonomía a la hora de “recargar” los días, no te da la gana de compartir tu contraseña, y/o no tienes amigos no pasa nada. He aquí la solución nerd (y lamentablemente, la primera que se me ocurrió cuando fui a Filipinas):

Paso 1: Nos vamos a Spain Open Proxy List, cuya dirección es: http://www.xroxy.com/proxy—ES.htm, y allí buscamos unos numeritos que suelen seguir este patrón: XXX.XXX.XXX.XX:XXXX. Os ahorro tecnicismos: lo que hay a la izquierda de los dos puntos es el host, y los dos/cuatro/los que sean números a la derecha de los puntos suspensivos es el número del puerto. Algunas webs, como la que os acabo de pasar, ya lo traen mascadito y por separado, pero no os asustéis si lo veis de esta otra manera.

Captura

Paso 2: Y ahora, ¿para qué quiero yo estos números? Pues para dirigirnos al menú Modificar/Preferencias de Spotify, y una vez allí, a la opción proxy. Lo que tenemos que hacer es cambiar de automático a HTTPS, y escribir el puerto y el host que encontramos en el paso anterior. Tras esto, cerramos el programa, lo volvemos a abrir y… listo. Lo que hacemos con esto es tirar de un proxy (fresco) español para abrir Spotify, el programa se lo cree, y todos contentos.

proxy

Mi recomendación es que, una vez hayamos comprobado que vuelve a funcionar, volvamos a reestablecer la configuración predeterminada (es decir, dejar el proxy como automático) para que nos vaya igual de rápido que antes. Puede ser que la dirección que pongamos a veces no funcione, pero no desespéreis: En la web aparecen varias para elegir y alguna funcionará. Y aunque parezca una locura es más fácil de lo que parece, de verdad. En cinco minutos, volveremos a tener otros tantos días de música.

Ahora bien, si os parece una locura y tal, siempre os quedarán las listas/canales de reproducción de Youtube, Grooveshark, bajaros música o compraros un perrito. Y si ninguna de esas cosas os gusta, con pagarle al señor Spotify es suficiente. It’s up to you!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.