Diseño publicitario: Carnaval en Meganet
3 febrero, 2014
Taipei (Taiwán)
7 febrero, 2014

Dibujando a: Leo Messi

Leo Messi

Muchos me habéis preguntado cómo dibujo mis retratos cartoonizados o como queráis llamarlo. Algunos me habéis pedido la aplicación con la que los hago, así que he decidido mostraros que, aunque reconozco que tengo mucho que mejorar, tienen muchísimo trabajo detrás y no tiene nada de botón mágico: Todo está hecho a mano.

Para enseñaros una parte de cómo trabajo con estos dibujos, voy a utilizar el que hice conmemorando la vuelta de Leo Messi tras su lesión. Éste sería el resultado final:

Leo Messi

Leo Messi

Voy a saltarme la primera parte, en la que busco fotografías de la persona a dibujar, me fijo en los detalles, hago el fondo, uso polígonos como base para aproximarme después a la realidad… y voy a pasar directamente al primer boceto perfilado:

Primera aproximación

Como veis habrá algunos cambios con respecto al resultado final, ya que no siempre la primera aproximación cuadra con lo que se espera. Tras depurar un poco los fallos, copio esta capa primigenia en otras dos en la que empezaré a colorear y sombrear. Al principio dan un resultado un tanto extraño para el ojo ajeno, pero dibujar guías de sombreado me sirven para saber por dónde colorear:

Pero David, ¿qué has hecho?

Por otra parte, otra de las capas copiadas me servirá para colorear a Messi en colores planos. Superponiendo las dos capas y desechando algunas sombras vemos que el resultado poquito a poco se va pareciendo más al original:

Coloreado plano, sombra negra. Muy neutro todo.

Coloreado plano, sombra negra. Muy neutro todo.

Sólo quedaría mejorar el sombreado y jugar con las transparencias para ajustarlo al dibujo final. Esto se hace mediante otro par de capas más, ya que la opacidad de las mismas no van a ser iguales:

Sombreado al tope de opacidad. Hay que jugar con la transparencia hasta conseguir el resultado final.

Sombreado al tope de opacidad. Hay que jugar con la transparencia hasta conseguir el resultado final.

Como veis, se trata de un trabajo manual, nada que ver con aplicaciones o filtros de Photoshop. Aunque un programa pueda lograr mejores resultados que yo con un sólo click, personalmente prefiero un trabajo hecho con cariño y dedicación.

Espero que os haya gustado la explicación, ¡nos vemos en dos días!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *