Diseño web: S.T.O.I. Jerez
20 julio, 2016
Tutorial: Cómo compartir automáticamente publicaciones de WordPress en Redes Sociales
14 septiembre, 2016

Pokémon Go!

¡Bienvenidas y bienvenidos una semana más a mi pequeño rinconcito en la web! Después de unas merecidas vacaciones vuelven las actualizaciones del blog para hablaros del que ha sido el auténtico boom del verano: Pokémon Go!

Cuando la aplicación de Nintendo y Niantic salió en España, se produjo un fenómeno que, particularmente, jamás había visto: No se veían tantos niños en la calle desde la aparición de Internet, en todas las conversaciones aparecía la palabra Pokémon fuesen adultos o peques… Una jugada magistral por parte de la gran N que, en esta apología de la nostalgia en la que vivimos, dio en la tecla apostando por la realidad aumentada en un videojuego sin fronteras.

16-08-23-22-05-47-262_deco

Con el paso del tiempo, como es lógico, la fiebre ha ido desapareciendo… aunque todavía hay filósofos del cuñadismo que consideran a los usuarios de esta aplicación unos perdedores sociales, como aquel que no ha malgastado años de vida juntando frutas de cuatro en cuatro. Sin embargo, con las futuras actualizaciones creo que al fin volverá el verdadero espíritu de aquel juego de Game Boy con el que tantos y tantos crecimos. Me refiero, como no, a las esperadas transferencias de Pokémons entre amigos (noviembre 2016) y, al fin, las batallas entre entrenadores (2017).

CoKIpUiWIAADT14[1]

Complementario a estas impresiones personales, voy a dejar tres consejitos bobos que me han servido (y mucho) en este juego:
  • Controla la evolución de Eevee.- Eevee puede evolucionar (hablamos de la primera generación) en tres posibles Pokémon: Vaporeon, Jolteon y Flareon. En el juego original, podrías evolucionar a tu Pokémon a través de piedras elementales, pero en la app se hace de manera aleatoria… A no ser que apodes a tu Eevee como Rainer (si quieres un Vaporeon), Sparky (para Jolteon) o Pyro (si necesitas un Flareon). Es un easter-egg del anime de Pokémon, donde había tres hermanos que disponían, cada uno, de una evolución diferente de Eevee. Los apodos que hay que poner en la app son los nombres de esos tres hermanos.
  • Huevos de la suerte y farmeo diabólico.- Aunque resulte agotador, captura todos esos Pidgey, Rattata y Zubat que encuentres por la calle, ya que podrás ganar una enorme cantidad de experiencia. Cuando dispongas de muchos pokémons que vayas a convertir en caramelos y media hora libre, usa un Huevo de la suerte. Una vez que lo has activado, pásate esos 30 minutos convirtiendo a caramelos y evolucionando tantos pokémon como puedas. Verás como tu experiencia aumenta de forma brutal.
  • El tiro L del halcón.- ¿Eres un poco torpe a la hora de lanzar tu pokéball? Te recomiendo el tiro en forma de L: Desliza el dedo desde la pokéball hasta la esquina inferior izquierda de tu pantalla, y súbelo hasta la altura del Pokémon a capturar. 100% de aciertos.

Pokémon-GO[1]


Hasta aquí mi pequeño homenaje a esta aplicación que tanto ha dado que hablar en verano de 2016. Por mi parte, Pokémon Go ha conseguido condicionar los paseos con mi perro de tal manera que cambiaba el rumbo para ir a cuantas más pokeparadas posibles, mejor. Bilbo era feliz paseando cinco minutos más, y yo aun más feliz repostando Pokéballs. Es lo que he intentado plasmar en el cutredibujo del día. Si un día de estos me da por ahí, me inventaré a Bolbugo, evolución de Bilbo, pokmon tipo fantasma-acero, con unas garras capaces de demolerlo todo.

Si conoces más trucos, ¡cuéntamelos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *