Melkartia – #02 En un principio…

Melkartia – Anexo: Autolimitaciones
14 de mayo de 2024
Melkartia – Anexo: Autolimitaciones
14 de mayo de 2024

Antes de que rodara el balón presenté este proyecto a través de la cuenta de Twitter, y creé un blog creado específicamente para llevar un control de sus actualizaciones.


En ambos formatos desarrollé la idea con una forma de escribir y expresarme que conservé hasta la última temporada: Con una mezcla extraña entre Lovecraft, Tolkien y Pratchett (no podía ser de otra manera), Melkartia apareció en Internet como un mundo por construir y, sobre todo, como algo en el que podrías aportar desde el principio.

La premisa era bien sencilla, y estaba basada en el mítico Dice Wars (un Risk simplificado) que tantas horas me robó en mis años de facultad:

  • 20 competidores se reparten en un mapa de forma aleatoria. Para dotarlo todo de un tinte mitológico, presenté a esos 20 competidores como deidades que se irían enfrentando entre sí.
  • Dichos contendientes se agrupaban en batalla 1vs1, y el ganador de la misma se decidía mediante votación en Twitter (por aquel entonces, las encuestas acababan de aparecer en esa red social).
  • El perdedor quedaba fuera de la competición, y el ganador se quedaba con el terreno del vencido. De esta forma, podía hacer de forma interna un ranking de popularidad de todas estas deidades.
  • Evidentemente… ¡Sólo podía quedar uno!

Si no te ha quedado claro el funcionamiento, ¡no te preocupes! Estoy preparando un anexo para este tipo de cuestiones ajenas al análisis del proyecto. Podrás verlo aquí en unas semanas.

Con este sistema conseguí varios objetivos que quería cumplir:

  • La comunidad votaba a su competidor favorito creando así un sentimiento de pertenencia a la creación en general, y a esos favoritos en particular.
  • Medí el volumen de interacciones que podía conseguir mediante este sistema de votos, haciendo que la cuenta creciera en poco tiempo. Fue todo un éxito.
  • Para premiar y fomentar la participación realicé algunas historias acerca de estos enfrentamientos, que enriquecieron la experiencia y el folclore que se estaba generando poco a poco.

Tras anunciar al ganador el ránking estaba completado, y usé a estas “deidades” como inspiración para lo que realmente quería hacer: ¡Equipos de fútbol!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *